Las escalofriantes historias del Parque del Retiro

Parque del Retiro

El Parque del Retiro es uno de los sitios más simbólicos para la capital española. Pues ciertamente, este sitio, conocido también simplemente como “El Retiro” amerita una visita a quienes elijan a Madrid como destino, no sólo con intención de apreciar sus espectaculares esculturas, sino también para sumergirse en las tantas historias que alberga y por qué no, ser parte de ellas.

En primer lugar es preciso destacar que el parque cuenta con aproximadamente 118 hectáreas y tiene su origen en la época del Rey Enrique IV alrededor del año 1640, cuando el Conde-Duque de Olivares, Gaspar de Guzmán y Pimentel, le regaló al rey unos terrenos que le habían sido cedidos por el duque de Fernán Núñez para el recreo de la Corte en torno al Monasterio de los Jerónimos de Madrid.

En este sentido, quienes visiten este sitio serán testigos de una increíble experiencia, escalofriantes con tan sólo leer su historia. Pues este lugar, destaca por poseer una gran variedad de estatuas y fuentes, rodeados por inmensos espacios en verde abrazados por enormes arboles, que dan la sensación de proteger intensamente el sitio.

De esta manera, es en una de sus construcciones donde yace la más escalofriante de las curiosidades del Parque, pues el misterio ronda en la estatua del Ángel Caído, llamado por muchos la estatua de Lucifer. Se trata del mismísimo diablo caído de los infiernos al atardecer. Muchas incógnitas hay respecto a su construcción, de hecho, para muchos, no resulta una casualidad que ésta se encuentra a exactamente 666 metros sobre el nivel del mar. Razón por la cual, muchas sectas han elegido este sitio para llevar a cabo rituales satánicos.

Sin embargo, ésta no es la única historia que guarda el parque. Ciertamente, muchos madrileños aseguran que en el bosque habita un duende, el cual, también tiene su estatua sobre una antigua jaula de piedra de la Casa de Fieras.

Es así como la leyenda cuenta que a Felipe V le gustaba dar paseos por el Parque, en ese entonces un jardín de uso real. Así, mientras caminaba por el sitio, todas las flores cambiaban de aspecto como por arte de magia, haciéndose más bellas y vistosas; y entre ellas, se escabullía un pequeño ser de rasgos deformes que llamaba poderosamente la atención, aunque nadie pudo jamás atraparlo.

De hecho, muchas personas aseguran haberlo visto. Por lo que otras leyendas han surgido en torno a él. Pues aseguran que el duende se les aparece a las parejas de enamorados que paseaban por el bosque; y que siempre que ese amor fuera verdadero, florecían allí flores en Otoño.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Templo de Debod por la noche
Read More

Templo de Debod

El Templo de Debod es el vivo ejemplo de que la cultura y la historia debe ser preservada…
compras madrid
Read More

De compras por Madrid

Madrid es la capital de España y una de las ciudades más importantes del país, además de un centro…