La historia de amor que se esconde en la Fuente de Cibeles

Fuente de Cibeles

La Fuente de Cibeles, conocida simplemente como La Cibeles, es uno de los símbolos más representativos de Madrid junto con la Puerta de Alcalá. Ésta, se encuentra situada en la plaza de Castelar y su construcción data en el año 1782.

En este sentido, es preciso destacar que el nombre que se le atribuye a la fuente, proviene de la diosa Cibeles, símbolo de la tierra, la agricultura y la fecundidad. Esta figura de la mitología griega, aparece generalmente representada sobre un carro, acompaña por leones, como símbolo de superioridad dela Madre Naturaleza.

Por otra parte, con respecto a la historia de la Fuente de Cibeles, cabe destacar que los encargados de llevar a cabo su realización fueron los distinguidos arquitectos Francisco Gutiérrez, quien se ocupó de la diosa y del carro; Roberto Michel, encargado de los leones y el adornista Miguel Ximénez.

De esta manera, tanto la diosa como los leones, fueron esculpidos en mármol cárdeno del pueblo de Montesclaros, en Toledo, mientras que el resto fue realizado en piedra de Redueña, una localidad que se encuentra situada a 53 kilómetros hacia el norte de Madrid.

Es así como este símbolo e importante monumento para el pueblo madrileño, se ha establecido como uno de los puntos de interés mas elegidos por los viajeros que eligen este destino. Por ello, es interesante saber aun más de esta fuente, conociendo la historia de la diosa que predomina la estructura.

En este sentido, Cibeles, era la diosa de la Madre Tierra, la cual se personificaba en la tierra fértil. Se trataba de la diosa de las cavernas y las montañas, murallas y fortalezas, de la Naturaleza, como así también de los animales, entre los que se destacan los leones y las abejas.

Y como todas las diosas, ésta también conserva una historia muy atrapante. Pues la leyenda, la relaciona con una singular pareja mitológica, Hipómenes y Atalanta, quienes compitieron en una carrera de velocidad. La astucia del primero, inspirado por el premio de la competencia, el cual era la mano de la misma Atalanta, hizo caer al suelo unas manzanas de oro que atrajeron la atención de la pretendida, de modo que perdió la carrera.

El mito entonces, se desprende de esta unión de dioses; puesto que ambos se enlazaron en un recinto sagrado de Zeus, quien irritado decidió castigarlos convirtiéndolos en leones. Mientras que Cibeles, compadecida por la pareja decidió sujetarlos a su carro. De modo que quienes acompañan a la diosa de la naturaleza son los mismísimos Hipómenes y Atalanta.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Templo de Debod por la noche
Read More

Templo de Debod

El Templo de Debod es el vivo ejemplo de que la cultura y la historia debe ser preservada…
compras madrid
Read More

De compras por Madrid

Madrid es la capital de España y una de las ciudades más importantes del país, además de un centro…